martes, 5 de julio de 2011

Solo soy


.
.
Insignificante pecho,
estanque seco de un ángel,
vasija de sangre del niño roto,
reguero  que traspasa la espalda
que fluye tras su cuerpo flor,
tras su desconcierto.
Son las doce de la mañana,
el vasto julio tiende a deshacerse
y seré lengua,
o rosa,
que a la aspereza
se acostumbre.
.
.

12 comentarios:

El Éxodo dijo...

Ni más, ni menos.

Besos.

tino dijo...

Preciosos estos versos. Un abrazo

Elisa Berna Martínez dijo...

Estas sequías, estos secarrales veraniegos no hacen sino que alimentar la inspiración. Un abrazo!

Fernando dijo...

y de vez en cuando silencio proclamando el final de la última tormenta...besos

Charcos dijo...

este tórrido julio plagado de grados y tu poema cual brisa fresca que se acostumbra a la calima sin perder vida.

besicoss

Maritza dijo...

Hermoso.

Felicidades.

Miguel Angel dijo...

Hola Mamen,
ahora que he tenido unos días de vacaciones, he investigado figuras retóricas, y voy intentar ver alguna en tu poema.
Oxímoron, lo utilizó mucho Quevedo, entre otros, "fuego/hielo", y es juntar dos palabras muy opuestas para dar otro sentido o mucha fuerza poética, creo que "rosa, que a la aspereza se acostumbre", se acerca a un oxímoron. Porque la rosa es un símbolo de belleza y perfección, de temporal y frágil, y al mezclarla con áspera le da mucha fuerza.
Utilizas la sangre, que es un símbolo en poesía , puede tener la connotación de trágico, agónico, existencial, por ejemplo Neruda lo utilizo mucho como el fin del día para adentrarnos en el viaje de la profunda noche de nuestra existencia...
Lo he cogido de una tesis sobre Neruda.

...Visión trágica y feista de la sangre ("El que bajo el sangriento sol poniente te espera")
"Y bajo el sol sangriento nacerán arenosas criaturas". "Tu corazón brilla en el sol ensangrentado".
Te seguiré comentando, sobre lo que descubro.
El poema me gusta, aunque algunas palabras me cuesta entenderlas en el contexto del mismo.
Un abrazo.
Por cierto, cambia el fondo, porque se distingue muy mal el texto.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Una vez más, todo un placer pasar por tu balcón, mi querida Mamen...

Mil besos
Marian

TriniReina dijo...

Requero de sensibilidad, eso eres...

Besos y felicidades en tu día.

Dani Clemente dijo...

realmente dura esta sensación, la imagen del estanque seco la define bien.

saludos

Laurïel dijo...

Soy el guardián de la vigilia, tengo un blog de poesía que quisiera compartir con vosotros. En él trato la tristeza, la soledad, el amor, la sociedad, los sueños, la esperanza,... Deseo que mis poemas os gusten y los disfrutéis tanto como yo al escribirlos. No dejéis de entrar a diaro y de seguir mi blog. Gracias por vuestro tiempo y vuestra atención. Vuestro ángel de la guarda Laurïel.

Miguel Angel dijo...

"vasija de sangre del niño roto", es desconcertante, porque por un lado la sangre corresponde al niño y no a la vasija, y por otro la rotura pertenece a la vasija y no al niño. Y al juntarlo todo: sorprende.
Me voy a atrever a hacer una interpretación muy personal como lector. Puede ser un aborto, y la vasija es el vientre de la madre.
estanque seco de un ángel, sugiere lo yerma que queda la gestación tras irse el ángel o criatura.
Cuerpo flor. Abierta y con sangre, por esto también lo de fluye.
Escalofrío que recorre su espalda, tras su desconcierto.
Insignificante pecho, porque ya no tiene significado, ha perdido su objetivo de amamantar.

Seguro que no es esté el origen del poema, pero quizás se acerca a lo que pueda sentir una mujer justo en el instante que acaba el aborto, sobre todo si no ha sido elegido.
Ya sabes, el escritor es libre de escribir, y el lector de leer e imaginar.

Un abrazo.