domingo, 14 de junio de 2015

Esta tristeza no es mía

.
..
Confieso que no es mía
esta tristeza que acarreo,
la cogí una tarde
de lo alto de una estantería
en el supermercado del barrio.
no pude resistirme
la probé, me quedaba perfecta,
pero no la pagué.
La guardé en el bolsillo
de mi abrigo de cuadros
y desde entonces 
va conmigo a todas partes.
Nadie nota
que no me pertenece,
me gusta pasearla orgullosa
por las fiestas,
llevarla al cine,
a cenar con amigos.
Y sonreír como hacen
las auténticas ladronas
de tristezas.
.
.

10 comentarios:

ybris dijo...

¿Tristeza robada?
No sé yo. Es frecuente que la llevemos guardada en una esquina de nuestras entretelas para esos momentos de nostalgia que utilizamos para arrimarnos a alguien.

Besos

Bracelli dijo...

Bueno, bueno, un golpe de rabia contenida, un resquicio de arrojo, valiente y tenaz juego de palabras para una tristeza, más que robada, asumida, que a fin de cuentas es la que todos/as tenemos. Me gustó el poema.

Besos (yo también)

Sandra Garrido dijo...

Mamen, diferente, toda una paradoja de poema.
Vestida de tristeza y con la cabeza bien alta.

un abrazo

Anónimo dijo...

Eso solo es R'n'R sister........ but I like it

Victoria a la Paz dijo...

Tristeza de hilo fino para hacer pañuelos, como decía Lorca.

Inmensa tu poesía, como siempre.

Un beso

Paco dijo...

Bello y triste poema, querida Mamen.

Larrey dijo...

Muy interesante ese aire pop de tu poema.
por cierto, os invitamos a la II edición del concurso de micros del trastero. Os dejo el cuento ganador del año pasado: “¿Crees que podremos resistir tanto dolor?. El silencio de sus ojos le dijo que no. Después se abrazaron a la fotografía de su hijo y se dejaron caer”.
http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/

Mamen. dijo...

Entre las entretelas... allí es donde se esconde la tristeza verdadera.

Besos Ybris.


Gracias José Manuel. Tristeza robada y asumida. Así será.

Besos


Sandra, es una tristeza un poco carnavalera, pero me dio juego.

Abracitos.


Querido hermano, si a ti te gusta, yo la saco del bolsillo y la tiro.

Te quiero una jartá.


Victoria, tú si que eres inmensa.

Más besos.


Gracias Paco :)


Larrey, gracias por tu visita y por tu invitación. No sé como se me darán los micros, pero veré que puedo hacer para no quedar la última.

Anónimo dijo...

Me encantado la profundidad de tus palabras, todo y todos tenemos un trastienda
un saludo

Mamen. dijo...

Gracias anónim@ por pasar, leer y comentar.

Un saludo :)