martes, 26 de abril de 2011

Y vienes

.
.
Y me traes hojas,
pájaros ciegos
que en tus manos,
como en nidos, se ocultan.
Y arena limpia,
como si hubiera ensayado
vientos en tus ojos.
Y me traes el placer ingenuo
de los niños y de las risas;
también algo que se escapa,
la tarde,
para explicarme como el cielo
hace el amor con las ventanas.
.

13 comentarios:

El Éxodo dijo...

Precioso. Transmite un no sé qué; quizás algo así sea la esperanza.

Besos.

Ps. Qué rrrrrrico estaba el queso.

Paloma Corrales dijo...

A mí también me parece precioso, pero me habla de inocencia, es como un soplo de aire fresco.

Besazo.

María Blázquez dijo...

Precioso Mamen, es la primera vez que te leo y tu poema no ha hecho sino confirmarme la sensibilidad que intuí en ti el día que te conocí.

Un abrazo.

Antonia Cerrato dijo...

Me recuerda las puestas de sol enfrente de Puerta Palmas, con la luz en los cristales de la casa rosa.
Es bueno que los poemas evoquen, emocionen, se hagan cómplices de nuestro propio sentir. Precioso, Mamen.
Un abrazo.tony

Carlos Medrano dijo...

Bien, bien! Y hermoso el cambio de diseño del blog. De paso, creo que mi deuda postal contraída hace tiempo, en poco voy a poder saldarla. Hasta pronto

TriniReina dijo...

Así da gusto que venga. Que venga trayendo esas cosas en las alforjas...

Maravilloso

Besos

Carlos dijo...

Hay quienes vienen y portan el milagro.

Un beso.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Fabuloso y delicado, para dejar que la plabra nos mezca.

Un abrazote
Marian

Francisca Quintana Vega dijo...

HOla. Vine a visitarte....espero que estés bien...me ha gustado mucho leer este "poema al sol". Bellas metáforas. Un beso.

Clara Schoenborn dijo...

Me encantan tus poemas por esa imágenes tan originales que manejas. Un abrazo.

Leticia dijo...

Mamen, de verdad que tienes un estilo precioso de poetizar la vida. Te abrazo y mando mis mejores deseos hoy y siempre.

IBEN dijo...

Precioso poema!

Besos - IBEN

Oréadas dijo...

Sabor a pueblo, amaneceres limpios y a ropa recien lavada.
Me encantaron tus versos.