sábado, 6 de agosto de 2011

Los mapas

.
.

Demasiado temprano para recorrer las fatigadas calles, los mapas colgados de tu boca al levantarte, con su frío asustadizo, con ese miedo parecido a una montaña de noches.  
Se han expandido las luces y la voz del amanecer ya suena, ya cuenta las cosas que no me dijiste, o que tal vez, dijiste siempre.
Recuerdo que teníamos las paredes envueltas en papeles de colores, y que todo lo que hablábamos quedaba allí, escrito. Ahora no puedo leerlo, arrancaste los papeles con tus manos, desgranaste las palabras, separaste sus sílabas, y compones eternamente nuevo todo lo que hubo, y lo colocas delicadamente sobre el sueño que despliegas cada noche bajo la cama. Un sueño sin nombre  que se despereza y yace bajo tus pies, maullando, como un gato junto al agua.
Despiertas temprano, con la tibieza en la piel de las frutas recién cogidas, y te sientes a salvo de los mapas colgados de tu boca.
.
.

5 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Una maravilla, Mamen. Me lo llevo a twitter.

Beso grande.

Charcos dijo...

tu blog es como un oasis que siempre tiene comida y agua. Un placer siempre leerte, siempre.

besicoss

Carlos Rivero. dijo...

Buenooooo!!.
Un derroche de figuras y descripciones poéticas,sensaciones, realidades paralelas..., y buen maridaje con la foto.
Un besote.

Oréadas dijo...

Precioso despertar, repleto de ambrosías.
Un beso

Antonia Cerrato dijo...

Qué alegría volver a la red y toparse con tus peces.
¿Estarás en la Noche en Blanco?
Seguimos en contacto. Mientras, déjanos saborear esa fruta fresca de tus versos.
Un saludo, Tony